Mis Memórias
Mis Histórias

Cartagena

Pasando por el Salto Angel (que es la caída de agua más alta de nuestro planeta, con una altura
de 979 m (807 m de caída ininterrumpida desde la cima del Auyantepuy) y en Caracas, Cúcuta más
antes en Valencia donde estuve unas veces en los Hari Chrishnas en Venezuela. Cortando los Andes
por Bucaramanga en un viaje fantástico en bus, y lo más tenebroso era el camino angosto, uno
visualizaba los grandes precipicios y las montañas sinuosas, que te deja sin palabras. Llegando en
Bogota, Colombia, de allí en un viaje fuera de serie en tren hasta Bucaramanga, y dentro de una
semana habría un festival de música. Creo que llevamos unos dos días para llegar. Y en nuestro
vagón conocimos mucha gente, y mucha gente loca. Íbamos en cima, en fin por todos los lados
del tren apreciando el paisaje que en gran parte iba bordeando el Río Magdalena.
Después fuimos a Santa Marta, lindas playas y a Cartagena.
Nos hospedamos en un hotel en el centro viejo como a tres cuadras de las murallas.
Un brasileño que allí vivía nos ayudó con unos batiks de India para vender, lo cual me fue muy bien
y comí mucha comida hindú. Cartagena de lindas playas, gente bonita y mucha música tropical.
Me quedaba todos los días al fin de tarde fumando mi cigarrito y vendo el sol en ponerse en la línea
del mar en las murallas, y me hice amigo de una linda colombiana, que siempre me hacia compañía
que trabajaba en monumento las Bóvedas. La ciudad dentro de la muralla, simplemente es maravillosa.
Otro mundo dentro de un mundo. En este entonces la bohemia era espectacular, bares, restaurante pequeños y simpáticos. Estaban filmando La Misión, película con Robert de Niro, Jeremy Irons
(La Misión es una película ganadora del Oscar Hollywood a la mejor fotografía y nominada para otros
6 en 1986, incluida a la Mejor Película y al Mejor Director. La banda sonora del mismo nombre fue compuesta por Ennio Morricone). Hice un trabajo de extra como padre jesuita cargando una
imagen en una precisión, ya que en esta época tenía una buena barba, y con la sotana hasta me
convencía de mi religiosidad de ser un buen cura católico, lo cual me encuadraba bien en la película.
Y que calor hacia, vestido todo un día para una cena de un minuto. Más por desgracia en los cortes aparezco tan rápido que ni me reconozco y me pagaron unos buenos pesos. La cena es case en el
principio cuando Robert de Niro se entera que su novia ama su hermano y no a él. Después aparecen
las cenas de fiesta y allí es donde salgo, mas lo más claro es donde Carlota pasa al lado de una torada
que queman unos cohetes. Donde estarán las fotos de la película que nos tomaran en las murallas
de Cartagena. Denise, salió en una toma con el espartillo apretadito que le sobresalía sus
encantos y sí se parece y mucho a una españolita.
Uno día de estos viniendo de Bocanegra, me abordo un señor en un bar en la orla, si desearía ganar
unos cuantos miles de pesos, donde tendría que me pasar como un norteamericano hijo de un granjero.
Tendría que ir hasta Barranquilla hablar con una persona diciendo que mi papa no pudo venir y decirle
que estaba autorizado el envío de la carne. Solamente. Bueno, era tentador mas me pasó muchas cosas por la mente y antes de tomar una decisión tendría que consultar con mis amigos. Y solo de pensar antes de todo ya me temblaba las piernas, y no tendría este carácter de engañar y me pasar por otro delante a una persona, que supuestamente seria a saber que, quien.
Aquí aparece otra vez, Jesús mío. Que hago. Déme una señal a nosotros, a mí!
Les dije a los cuates que si voy, más no iría solo, porque me cago solo de pensar y necesito un
apoyo moral, seguridad anímico y personal por cualquier cosa si mis sentidos fallaren o me engañaren.
Bien, Denise aceptó acompañarme y eso me dio más coraje. Traté de visualizarme como un gringo,
estudiar los gringos, pensar como los gringos etc. Ya que seria rápido, vap y vup, ida y venida,
no desearía que la cosa saliera mal, tanto para nosotros como a la persona que nos habló. Y seria
solo eso. Bien. Fácil. Tranquilo. Hecho. Tendría que actuar y ponerme en el personaje. Tantas veces lo
he hecho y ahora porque no. Más mis instintos me decían que ahora seria algo muy real. Real. Real.
Día marcado salimos en un pick up toyota los tres. Denise muy elegante vestida de hindú, ropa
prestada de los brasileños y yo deportivo formal y barba aparada. Una pareja despareja que seriamos.
En el camino me dio todos los tips de cómo seria mi conversa y parecía realmente simple.
Por la hora tendríamos que almorzar allá. Putz, al llegar, la casa era un fortín de tanta seguridad,
y ya me empezó a trabajar la mente. Tranquilo Pedro, me decían los dos. Estuvimos esperándolo en la
sala de estar Denise y yo. Mis manos sudaban por la espera. Como era extranjero tendría que hablarle
sin que el pudiera entenderme y así me facilitaría aun mas. Quien más habló fue la persona que nos llevo,
así como me traduciendo y Denise también hablando un poco más que yo. Pues me entro el susto y
ellos perseveran. Me sentí como un rey sentado en la cabecera de la mesa. Un pescado asado entero
muy rico, jugos, vino y un buen postre. Mis nervios estaban me traicionando, y todo lo que estudie en la practica no me estaba saliendo como debería. Sudaba, mis rodillas temblaban con miedo de que el se enterara de que yo no era un gringo y sí un fayuco. Hablaban, hablaban y hablaban y yo solo comía,
comía y tomaba para no abrir la boca. Hablamos de beisbol, futebol americano (no entiendo
y no me gusta), futebol sur americano y otras tonterías y así minimice mis temores.
Más trataba de estar lo mas callado posible.
En fin llego el cafecito tipo expreso a la colombiana, señal de que ya nos iríamos.
Lo que si quería, era irme, y ya!
Después de dos horas desde que llegamos todo salió a la perfección a los ojos de la persona y menos
a mi. Tenia un sentimiento de culpa, engaño y no se que mas. Y de regreso a Cartagena y bien comido
y pagados, (bueno este nos custo un poco, pues queria rebajar etc, etc,) me dio un ataque de dolor de barriga. Pare, pare este carro pues tengo que bajar albarranco, me vine los pies el almuerzo.
Virgen María, me propuse que seria la primera y ultima de estas cosas. Llevó dos días para que me
bajara el susto y hice un cambio visual. Corte el pelo y la barba. De Cartagena nos fuimos pasar otros
días en la Isla de San Adres, otro paraíso. Dios miró las Américas y si que tubo suficiente tiempo para
los detalles. Y mucha gente no lo ve o no quiere verlo. Hay que salir de su manzana y ver lo que hay
del otro lado de la montaña, antes que te agarre una cama.
Buen viaje y disfrutelo.


Salto Angel - Venezuela


Los Andes en Colombia


Trens de Colombia


Mapa Cartagena - Centro Las Murallas


Monumento Bovedas


Batiks


Robert de Niro y Jeremy Irons


San Miguel das Missoes - RS - Brasil


Cataratas do Iguaçú - Brasil y Argentina


Foto para la pelicula

Banda Sonora:
http://www.youtube.com/watch?v=Xxjp9l1ZEoY

The Mission
trailer
http://www.youtube.com/watch?v=PvWaD-NErlY


Sinos Inmobiliaria
Real Estate, Bienes Raices en La Antigua Guatemala

sinos@sinosrealestate.com
Celular : ( 502 ) 5502-4962

Trabajando para Usted desde 1990