Mis Memórias
Mis Histórias

México 1986

Enero, tres meses del último gran terremoto en la Ciudad de México, fue para mi aterrador
ver lo que es capaz la naturaleza transformar una gran parte de la ciudad en ruinas.
Con solo siete dólares en el bolsillo, viniendo de Guatemala en avión, con Eduardo y el paranaense
tomamos el metro desde el aeropuerto al centro de la ciudad, donde en una cuestión de sentido del
más allá, bajamos en la parada del Monumento la Revolución. Para tres tiempos de comida, tres camas,
para tres personas, demasiado poco dinero. La primera noche tuvimos una buena cama y una buena
ducha, y al día siguiente, seria el siguiente día para solucionar nuestra estadía y alimentación. Mas lo que
yo quería era volver asistir la película,”El tren de la media noche”. Ya que pase una de mis peores experiencias en mi vida, en la penitenciaria El Pavón en Guatemala por tener la visa vencida. Donde el
mundo veía el passo del Cometa Halley (porque Halley? por su descubridor Edmund Halley en 1758),
en un promedio de cada 76 años regressa de su orbitra por el Sol a la tierra, fue y es inolvidable por
la circunstancia y por el momento histórico. Salimos a caminar por el Zócalo y compramos un poco de hilo donde Eduardo, haría unas pulseritas de macramé y que trataríamos de venderlas, para obtener algunos
pesos, para nuestra alimentación y estadía. Logre vender todas en poco tiempo, este fue nuestro
sustento por varias semanas que resulte ser un eficaz vendedor de pulseritas, que con tres nuditos
obtendrías tres deseos, y al romperse por el uso los tendrías realizado. Bueno, esta es la tradición de
las autenticas pulseritas en Bahia, Brasil. La segunda noche fuimos a un hotelucho en el centro, mas
tendríamos cama y frazadas calientes, pues, sí hace mucho frío en esta época. Cocinábamos algún caldo
con huevo en las noches, más comíamos algo nutritivo, y, lo consistente en los restaurante donde
entraba ofreciendo las pulseras y a cambio de, comíamos y la mayoría de las veces nos regalaban.
Mas mi promesa era, cuando Denise llegara desde Guatemala con su hijo Gabriel (su papa hoy vive en
Florianopolis), tendríamos un apto para alojarnos. Por lo visto estaba lejos esta promesa, cuando
conocí unas personas en el mercado cerca del zócalo y nos tornamos amigos lo cual nos ofrecieron un
piso donde tenían cría de conejos. Bueno conseguí un apto, mas no dije en que condiciones, e que
calamidad de excremento y olor. Con la llegada de Denise las ideas floraron y hacíamos aretes y
comprábamos platería en Taxco a muy buen precio, y con un plan trazado de venta a partir de las siete
de la mañana con Eduardo, en metro íbamos de lunes a sábado, empezaba la ruta y la rotina. Ya en
esta época el otro compañero ya no estaba con nosotros pues, su plan era ir a EUA mojado con una
amiga Boliviana, que llego unos días después. Nunca más supe de ellos. Nos cambiamos a un hotel a
dos cuadras del Monumento Revolución y a 3 cuadras de la Av. Reforma. Tenía éxito en las ventas todos
los días, lograba los gastos, y lo demás iba a la cajita de ahorros. Nuestros días en México resultaba con buenos frutos, haciendo crecer nuestra caja de ahorros, para Eduardo, Denise y su hijo Gabriel que nació
un día antes del mió en Guatemala, tenía menos de un año. Gran Daniel ya debe tener mas de veinte
años, un beso a ti. Conocí toda la capital y sus alrededores de tanto caminar estos meses.
Denise en el día siempre llevaba su hijo a un parquecito cerca, y allí conoció una portuguesa casada con
un boliviano y estaban hospedados a una cuadra de nosotros, y se hicieron amigas, ya que ella estaba
embarazada. Más siempre tenia a alguien que le vigilaba, mas nunca pusimos atención, hasta que nos
dijo la razón de eso pues, con frecuencia estaba en nuestro cuarto. Su esposo era un falsificador de
pasaporte !!!!, robaban los turistas en el aeropuerto. UAU !!!!!
Si me asuste cuando supe, y una película no se de cuantos rollos paso por mi mente. Ella era así como, prisionera de él como nos pintó su historia, anteriormente la pantallaba en fiestas y reuniones etc,
si era bonita. Que no podía salir sola mucho menos viajar o irse a Portugal. Algunos días después de
tanto platicar y tomar cariño por la chava, medio paisana y embarazada resolvemos ayudarla. No sé
como, más si, retribuir lo que recibimos de mucha gente.
Nuestro plan era sacarla de su hotel y encaminarla a la embajada de Portugal, ya que su pasaporte él
lo tenía. Mas, en nuestro hotel ellos tenían un cuarto alquilado donde tenían la operación de falsificación.
Jesús, que complicado estaba la cosa. Bueno, ella tenia que quedar una noche con nosotros, mas antes
tendría que dormir algunas otras y regresar para que él tuviera confianza de sus salidas con Denise,
mientras nuestros días lo tomaríamos normalmente, y así formulábamos un plan de escape. Y llego tal
noche, que nervios. Levantaríamos allí como las cuatro de la mañana la hora que todos estuvieron durmiendo como el portero. Claro que no logramos dormir, y bajamos por las gradas, y Denise iba con
su hijo adelante y al llegar el portero se despertó y amenazo levantar el teléfono en llamar el esposo de
la portuguesa. Denise lo amenazo y aproveche este momento salir con ella. Oscuro y las calles
silenciosas, salimos a las prisas camino a La Reforma. A unas dos cuadras nos percatamos que varios
taxis llegaban al hotel, lo que me ocurrió era caminar con mas prisas sin hacernos notar entre los
árboles. Llegando a Av. La Reforma, dios mió ayúdanos pues ningún carro circulaba por la derecha e
izquierda, un silencio tremendo en aquella inmensa avenida que lograba se ver lo grande que era.
Nos escondemos en una parada de bus atrás de unas flores hasta que allá lejos se acercaba un bus.
Lo tomamos y fuimos lo mas lejano posible. Punto de encuentro y horario, estábamos todos allí ya
respirando un poco aliviado. Mas y ahora que haremos y el esposo de ella que nos hará, tendremos
que regresar. Denise sofrió todas las amenazas posible y llegaron a una conclusión que no se podía
hacer nada pues, la decisión seria de la portuguesa. Y no quería ir a la Embajada, puchis, la cambiamos
de hotel todos los días, pues ella tenia miedo y su sentido era de que estaba vigilada y miedo de que
le atrapaban. Bueno, en el mundial de futebol en México, logramos nos comunicar vía teléfono a
nuestras familias, por vía de la Radio Gaúcha de Porto Alegre, contactamos los más grandes radialistas
y comentaristas da radio brasileira, Raul Quadros y Paulo Santana gremistas, ya que ellos tenían canal
abierto las 24 horas, y nos comunicamos y expusimos nuestras alegrías y como estábamos e que
haríamos, pues yo no sabia, pues la idea siempre era ir a Alemania. Nuestras comunicaciones
anteriormente únicamente era por carta que llevaba 30 para ir y 30 para llegar o menos, dirección fija
era la del correo mismo, y allí al lado había una línea pública, lo cual supimos que se podía hacer
llamadas directa a cualquier lugar sin un pago. Órale.

Nuestro hotel súper lleno de turistas, fue asaltado, en todas las habitaciones. Todo nuestro dinero y
valores, literalmente desaparecieron, como también robaron a Denise este mismo día, todo lo que tenia
en su bolsa típica de tela de Guatemala, y con un buen filo le cortaron y llevaron justamente el monedero
del dinero, una buena cantidad de nuestros ahorros. Coincidencia o no, nos quedamos sin un centavo.
Lo único que teníamos era el del posillo y las ventas del día. A la gran… trabajo de lunes a sábado por
seis meses seguidos en ventas. Me canse! y deseaba abandonar todos mis objetivos y salir de México y
irme a Guatemala meditar o mi futuro, en plena época de la guerrilla. Como teníamos que salir periódicamente por la visa, nos fuimos a la frontera nuevamente de Guatemala, bajo una torrencial lluvia
en Tecún Umán. Mi decisión fue darles todo mi dinero, lo que me toco en la repartición de ventas y dejar
a ellos, pues podría yo salir adelante y arreglarme. Ya que ellos necesitarían mas, con un bebe,
una embarazada, Eduardo podría salir adelante.
Pagué mi pasaje de bus y me quedé con diez quetzales para llegar a la Ciudad de Guatemala.
En el día de la Virgen de la Asunción (Patrona de la Ciudad de Guatemala) llegué a la capital y de, este
día adelante todo cambió, días difíciles como días buenísimos y sin saber que haría en el futuro. Mas
si desearía pasar unos días en Panajachel en el Lago Atitlán. Aquí también dejo mi mayor agradecimiento
a los chilenos, la gran Familia Tapia, hoy viven en Canadá.
De mis amigos supe que la portuguesa volvió con su boliviano. Eduardo regresó a Brasil y toda vez
que fue a Porto Alegre lo visité. Y Denise maestra en la UNAM, la visite una y otra vez, como también
ella vino a Guatemala. Mas él tiempo fue nos distanciando.

Más tenía un buen motivo para quedarme unos tiempos a más por aquí.
Muchos meses atrás en una cena de cumpleaños de Colomba, llegó una invitada que entró a dejar
un regalito y se fue. Me colgué en su entrada magistral en la fiesta y así por así se fue. Y en mi regreso
traté de buscarla y nadie sabía su paradero. Hasta que una ex cuñada Soli, me dijo que ella era
cristiana evangélica y frecuentaba la Verbo en la Reforma. Iba todos los domingos y nada, me dijeron
que también iba los sábados, e iba los sábados y nada, también las reuniones de jóvenes los viernes
y nada. Me torné evangélico, por supuesto no. Mas estuve perdiendo las esperanzas hasta que en una
reunión dominical allí sentadito escuchando el pastor si no me falla la memoria era el dictador general
XXX, un silencio en aquél inmenso salón escuchándolo. Y cuando, en aquél de repente, una chiquita de
pelo negro entró buscando un asiento, al verla mi impulso fue levantarme y elevar su nombre a Jesús,
en aquel silencio sepulcral que todos estaban atentos en el sermón del pastor. PATY !!!!! Lo cual me
imagino que medio público se asustó y el otro medio se volteo a mí. Hasta el sermón dio una pausa.
Donde salí a prisas a recibirla, abrasarla y besarla. Fue reciproco su impulso. Olvidados del lugar que nos encontrábamos como se el mundo parase y fuera solo de nosotros en aquél lapso de minutos. Olvidamos
el mundo en nuestro alrededor. Después de mucho tiempo sin conocernos y trocar unas palabras el
gesto fue bienvenido. Trocando palabras y miradas el pastor nos hizo despertar, y desde este entonces
trataron de ponernos chaperon, etc etc. Cambiamos de iglesia. Y tuvimos una muy buena amistad y
muy buenos momentos.
Besos y muchos besos a tu familia e hijos. No los voy olvidar.

Hasta hoy me encuentro en Guatemala. Donde pasé por vários temblores de hasta 7,
varias erupciones vulcanicas y una mas emocionante que la otra, visita del Papa Juan Pablo,
huracanes, Mitch fue el mayor y unos dias antes vino visitar mi hermana Sirlei donde tambien llevó
buenos recuerdos de la Eterna Primavera. Semuc Champey y las Ruinas de Tikal tenés que conocer.
Gracias Guatemala


Mundial México 1986


Terremoto 1985


Monumento a la Revolución


Av. La Reforma

Sinos Inmobiliaria
Real Estate, Bienes Raices en La Antigua Guatemala

sinos@sinosrealestate.com
Celular : ( 502 ) 5502-4962

Trabajando para Usted desde 1990