Mis Memórias
Mis Histórias

Penitenciaria
PAVÓN

17 de diciembre de 1985

Cuando llegamos a Guatemala viniendo de Costa Rica, Denise fue hacer unos exámenes medico de rutina,
el doctor nos dió dos opciones. Tomen un charter a Porto Alegre o, hoy mismo la internamos,
embarazada donde case pierde Gabriel, con anemia y tenía que sufrir una cirugía antes que naciera,
sacó un litro de pus, una pelota al lado de los riñones. Puchis.
Con Eduardo íbamos ser padres adoptivos. Todo salió fantásticamente bien. Lo único miedo de Denise era que
irían robar su hijo, pues en el Hospital que estuvimos le asustaron que allí ya habían robado algunos bebes.
Como dijo la enfermera, nadie va robar este blanquito de la cuna, de lejos se destaca entre todos y lo estamos
de ojo. rsrsrs Debo aquí registrar la gran ayuda de Víctor Martínez, propietario de la Galería Sol del Río,
eta grande paraguayo. Me ayudo y mucho, pues extendió su mano, brazo, confianza y su amistad.
Algunos amigos que trabajaban en la iglesia verbo de la reforma, que colaboraban con alimentación
a Denise y otras cosas, recuerdo la primera Incamparina que tome fue de ellos, rico.
Hospedado en la Suites del Hotel Mansión de San Francisco en la zona 1, de la Ciudad de Guatemala, presencié varias veces varios tanques de guerra, el va y viene de militares, helicópteros Falcon, gas lacrimógeno por las intentonas guerrilleras. Un día de estos allá por vuelta de las 6 de la noche me encontraba en la puerta del hotel, en plena sexta avenida de la zona uno fumando un cigarrito Rubios Rojo de 5 centavos de quetzales, ya que me tenian prohibido fumar, cuando un conocido (Brasileiro o Aldo paranaense) vino corriendo y preocupado para avisarme que, la policía del DIT agarró a Eduardo y se lo llevaron. Esta policía tenía demasiada muy mala reputación, aun más en esta época de la guerra, donde desapareció mucha, pero mucha gente. Me preocupé e hice unas llamadas y hablé con una familia de amigos chilenos Carlos Tapia que me ayudara, pues nuestra amiga Denise y su hijo Gabriel se encontraban en una cena. Fuimos hasta las oficinas del DIT, y nos comentaron que era por la situación de emigración ya que tenia la visa vencida, y en esta época cambió el sistema de renovación. Cuando uno tenia vencido la visa y al salir del país pagaría las multas en el aeropuerto. Un quetzal por día y encontramos muy viable, pues, de tanto que uno tenia que salir del país el tiempo y gastos son demasiado.
Regresé y más tranquilo y cuando nuevamente estuve en la puerta estacionó un escarabajo negro con unas
líneas blancas y nuevamente los agentes de la policía DIT que subieron a nuestra habitación y subí las escaleras, mientras ellos por el elevador. Entraron sin solicitar permiso y después yo los sorprendí revolviendo la habitación
en busca de algo, a lo que venían y todos nuestros valores, hehehe. Encontraron los documentos de Eduardo y cuando ellos trataron de agarrar unas joyas y dinero de Denise les dije un momento. Al fin se dieron cuenta de mi y me pidieron mi pasaporte que también vencido tenia que acompañarlos, hijole, les dije que tenia derecho a una llamada y volví llamar a Carlos Tapia y a Doris una amiga. Y en un ratito tocaron la puerta, vino un amigo brasileño el paranaense hospedado también en el hotel, para comunicarme que la policía estaba haciendo unnnnnnnnnnnnnnnnnna redada, también con los documentos vencidos nos acompaño a la central. Era diciembre fecha natalina y en este día el distrito del DIT había un convívio, después de que nos registraron estábamos sentados libres sin esposas, sin alguien que nos cuidara y podíamos circular sin ningún problema, hasta la calle íbamos a platicar con los amigos que nos visitaron en las altas horas de la noche, y que no se preocupara ya que era un problema de migración que estaríamos libres al día siguiente. Fue lo que nos dijeron la policía.
Mas no fue así no. Nos encaminaron al 2do cuerpo donde nos volvieron a registrar y donde desapareció mi cadena y reloj. Tuvimos que sacar toda la ropa en pelotas, ya que todos los nuevos presos son bautizados al ingresar a la cárcel. Los demás presos hicieron un corredor y teníamos que pasar en el centro y ellos con las playeras mojadas nos golpeaban, y al final tenia una pila con agua fría que obligados éramos jugados y mojarnos.
Y si, hacia frío por la temperatura y el miedo. Estuvimos un día encerrados con más de 50 personas en un
cuarto de 3 x 5 metros en la espera no sé de que. Mil cosas pasaron en mi mente.
Tuve suficiente tiempo para reflexionar en mi vida, ai Jesús. Ai mamá.
- Ei brasileño, hay alguien aquí que desea hablarte. Otro paisano preso que me extendió apoyo moral y me trajo comida, pues era el cocinero del jefe del 2do cuerpo. Tenia libertad en salir a la calle y así se comunicó con mi gente. Trajeron cigarro (y esto representa mucho billete en estos momentos quien lo tiene) y Pollo Campero. Ya la comida era hecha en unos tambos, frijoles etc. Las letrinas, sin comentario. Nos sacaron y nos pasaron a un salón todos acostados en el suelo uno al lado del otro y me incline en encontrar un lugar en el fondo.
Y allí estaba un tipo que era guarda espalda del entonces candidato presidencial Roberto Carpio, que extendió apoyo en caso de necesidad.
Claro cigarrito y campero para él, cuatazo. jajaja.
En esta época hacia comerciales para TV, lo cual hice uno de ropa para la cadena de tiendas Distefano y que recibió varios premios, y mi carota salía varias veces y era reconocido donde iba. Mis minutos de fama en e
l medio y ahora otros dentro del chilindró. Eso también me pasó donde tenia que ir, en la migra ser registrado, donde fuimos a pata esposados cruzando toda la zona 1, lo veía como una broma, historia a más, creo que por
la verguenza y el susto, más tenia una alegría contagiante dentro de mí para superar esta situación. Eso también pasó en el ministerio de justicia donde tuve que responder un bombardeo de preguntas y este era un conocido,
y hasta fotos de recuerdos tomamos con las esposas al lado del árbol de navidad, y todo se transformaba en broma. No se donde fue parar estas fotos.
En el día 24 de diciembre nos trasladaron a la penitenciaria Pavón. PUTA MADRE. Día de Navidad. Pues el lugar sé llenó en la noche anterior y, por estar lleno nos encaminaron en bus a Pavón. Mas como sabíamos que iríamos,
ya estuvimos conectados allá para que no nos pasara nada, porque iríamos pistear, así nos recomendó el cocinero. Ah. Mas el cagaso fue cuando el licenciado de la Embajada de Brasil compareció porque nuestros pasaportes
habían desaparecido y ellos tomaron acción diplomática en la justicia. Allá también me conocían. Gracias Dorinha,
gracias a muchos de esta época que me escapó los nombres. Y si nos ayudaron y mucho.
Una lista enorme de acusaciones y sentí que jamás saldría de guate. Mi perpétua vida estaría en la eterna primavera Guatemala en cuatro paredes. Traficante de coca, traficante de marihuana, traficante de fármacos, contrabandista de alimentos, contrabandista de joyas y así la lista fue creciendo. Jesús María, María Jesús, Mae, Pai aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. Después de ser registrados en Pavón, digitales, fotos, etc, nos encaminaron en fila india a otra ala de abajo donde la policía no entra. En la espera del gran jefe de allá abajo, parecíamos carne para el carnicero, un chingo de hienas nos observando. Y al aproximar el gran jefe e hizo una señal a los canchitos, al paranaense y a mi que esta carne era de él. Mas rápidamente informado de quien éramos fuimos separados y vuelto a ser registrado allí, mas sin foto. Ahhhh. Mis interiores daban vueltas y retorcidas las tripas como mil
veces como el hierro forjado para algunas gradas. Éramos como siete personas o más de distintas nacionalidades con el mismo caso. Nos unimos para protegernos. Los mosqueteros, “un por todos y todos por uno”. Así fuimos encaminados al tercer nivel, también registrados con huellas etc. Y nos designaron celdas separados lo cual no aceptamos. Todos en un cuartito amontonados. Mejor así que a saber que pasaría con cada uno. Allí conocí un líder guerrillero, y otras personalidades de la cárcel. Nuestro 24 de diciembre de 1985, Navidad, pasó con muchas oraciones y alabanzas al señor. Esta noche las visitas son liberadas a todos los presos y corría el monte,
tamales y ron. Varias veces nuestra puerta fue somatada a que la abriéramos y tuvimos que trabajar mucho psicológicamente nuestras mentes. Con el paranaense hicimos una letra y la melodía conocida en Brasil
“ Pavón misterioso, pájaro hermoso … “
El pisto acertado nunca llegaba para pagarles. Denise venia en camioneta desde el mercado de la zona cuatro todos los días con Daniel en brazos a darnos noticias. Pobre, también le llevó la gran chingada.
Acertamos con el sector de abajo donde los presos son mas libres y son otros presos.
Otra categoría, hehehe. Presos políticos, otros lideres, montos mas elevados, no solo un carro y si flotillas.
Otro nivel, tu entiende. Alli vimos el año de 1986 pasarlo lentamente en un brindis de café (agua de calcetin),
una cea de platanos fritos, tortillas, huevos revueltos etc. Me gusta el café.
Mas para salir de arriba esperamos un domingo en la hora de la visita, allí muchos estarian ocupados y desatentos, pues adonde caminábamos éramos vigilados por varios otros presos. Conocí un gringo que ofreció protección,
como me dijeron, robó una buena cuantía de dinero en un banco y lo atraparon en guate. Más me dijo que tenía pocos días allí, ya que estaba todo arreglado para su fuga. Bueno, me ayudo un día cuando iban robar mi chumpa made in Brazil. Oye que soy cuate del gringo…
En grupitos fuimos nos acercando al portón de salida con las visitas y en la espera de todos en una jaula afuera donde la policía tenía el control, logramos salir y pasarnos al sector de abajo. Si, fue todo premeditado, el corazón a mil y el pisto que tardó llegar. Mas abajo sentíamos mas libres ya que pudiéramos jugar FUT, cocinar, jugar ajedrez, recibir visitas espirituales y amigas. Mas las cosas empezaron a complicarse cuando el tiempo pasaba y
no llegaba el dinero. Iríamos pagar a todos de nuestro posillo. Y para eso nunca llegaba el dinero desde Brasil.
Esta época para enviar mil dólares deberías depositar diez mil en el banco para que te autorizara la cantia que desearia enviar. Mi hermano fue a Montevideo y así fue el porque de la tardanza, más llego un buen tiempo
después en la Embajada. Más confiaron en Denise todo este tiempo el personal diplomático de brasil, que nos prestaron dinero para solventar nuestra deuda en el Pavón, principalmente Dorinha la madrina de todos los brasileños del cuerpo diplomatico en la Embajada. El pisto llegó junto con el Cometa Halley. Estas noches en Guatemala el cielo era despejadísimo, que a ojo nu un lograba verlo volando suelto y yo aquí con un caparazón
de brios no se de donde y por dentro unas diarreas tremenda. Si, uno aprende mucho dentro de una cárcel.
Haces muchos amigos, entre comillas. Literalmente aprendí que es un sumario en Guatemala. Me conocí mucho y conocí lo bueno que es la vida aquí afuera. Escuché mucho de la guerra en esta época de Guatemala,
de cómo el pueblo sofrió y sigue sufriendo hasta los días de hoy dejando ríos de sangre,
tristeza, dolor, desintegración familiar, y muchos refugiados políticos y
muchas otras historias más a ser escrito en algun libro. Mas debo tambien mencionar una linea sobre
Jacobo Árbenz Guzmán, militar y político Guatemalteco. Presidente de Guatemala de 1950 a 1954. Electo democráticamente, fue derrocado por un golpe de Estado orquestado por la CIA de los Estados Unidos, que lo sustituyó por una junta de gobierno militar. Cuando preso, papa de mi amigo Fin Nuñes, el Sr. Luis Alberto Nuñez Rojas piloto aéreo, saco del pais en una avioneta.
Es un pasaje que muy pocos conocen esta história. Existe un libro que aun no fue publicado por falta de
patrocinio y editora. Lo cual deben haber muchas memórias super interesantes por muchos en Guatemala.
En fin llegó nuestra libertad, y nos iban expulsar del país, y la embajada tomó redeas del asunto y
limpio nuestros nombres en todas las áreas. Mas deberíamos comparecer a la presencia del Embajador para escuchar un sermón de padre? Gracias al embajador de argentina, él no pudo atendernos. Nos dieron uno,
dos a tres días para salir del país. Primera cosa que hice fui con una amiga asistir Amadeus.
Y en los enredos de sus brazos no logré asistirlo.
La ultima cena a la chilena, antes de irnos a México,
en la casa de la familia Carlos y Selma de Tapia, grandes personas e grandes amigos.




Penitenciaria El Pavón
En los dias de hoy


Cometa Halley


Sinos Inmobiliaria
Real Estate, Bienes Raices en La Antigua Guatemala

sinos@sinosrealestate.com
Celular : ( 502 ) 5502-4962

Trabajando para Usted desde 1990